• ¿Cuál es el mejor día para entrenar?

    Es hermoso ir a entrenar cuando tenemos ganas. Esos días en los que nos sentimos bien, estamos receptivos, nuestra mente quiere y nuestro cuerpo puede. Días en los que nos resulta muy claro qué estamos yendo a buscar al Dojo. Pero los días más importantes son los otros. Cuando dormiste horrible, tenés el cuello duro por un mal movimiento, te duele la rodilla de solo caminar, tenés un millón de cosas que hacer, tenés planes con tu familia o amigos, te pasa una o todas y empieza la cabeza a jugar en contra. “Si total vas siempre”. “Por una vez”. “Y para ir así, mejor no ir”. “Mejor me quedo…